4 nov. 2012

SABINA COVO: Albright versus Ros-Lehtinen

 
Esta semana tuve la oportunidad de entrevistar a dos personalidades de alto rango en referencia a los temas que a las mujeres nos interesan para los próximos 4 años, dos visiones distintas, presentadas por dos mujeres de admirar. Por el Partido Demócrata hablé con la ex secretaria de Estado Madeline Albright, por el Republicano hablé con la congresista Ileana Ros-Lehtinen. Ambas con carreras excepcionales en la política, ambas madres y ambas inmigrantes. Cada una haciendo campaña por su respectivo candidato y lo que ellas piensan funcionará en los próximos cuatro años para la mujer.
La igualdad de pago fue mi primer cuestionamiento. Madeline Albright me dijo que fue una de las políticas que Barack Obama había tratado de presentar sin respuesta positiva de parte del Partido Republicano, pero que era algo necesario que ocurriera en pleno siglo XXI, sobre todo porque la mujer ha igualado al hombre en la fuerza laboral. Ileana Ros-Lehtinen me dijo que el ex gobernador Rommey había utilizado a mujeres en su gabinete y que tuvo una vicegobernadora. La realidad es que la igualdad de pago no ha sido lograda por ninguno de los dos partidos; ya es hora de que las mujeres levantemos la voz y aboguemos por que así sea y por que ocurra bajo el próximo presidente. Quede quien quede.
Estados Unidos está lejos de todos los países desarrollados en el tema de la maternidad pagada. Madeline Albright me dijo que es inaceptable y que se debe abogar por una ley que proteja a las mujeres, me explicó cómo con la nueva ley de salud las mujeres tendrán acceso a beneficios sin precedentes a muy bajo precio, tanto para ellas como para sus recién nacidos, y como el Partido Demócrata aboga por la libertad sobre el cuerpo de la mujer. Ileana Ros-Lehtinen me explicó cómo para el Partido Republicano darle una maternidad pagada a las mujeres no era viable porque afectaría la economía y que todos quisiéramos tener beneficios pagados para cuidar a nuestros familiares. Siento que en este punto ambos partidos una vez más le han fallado al a mujer. Sin embargo, difiero de Ros-Lehtinen y el punto económico que presenta.
Cuidar a un bebé recién nacido no es como tomarse una vacación, o recibir días gratis sin trabajarlos, algo que afectaría la economía. Es la responsabilidad moral de cualquier madre, que si trabaja a tiempo completo, debe tener como beneficio, ya sea incluido por medio de su empresa, o de sus aportes al gobierno, poder tomarse su licencia de maternidad pagada. No hay excusa en la “economía” ni en el ahorro de las empresas que de por sí ya en muchos casos usan las épocas de crisis para recortar empleados por falta de “dinero” pero que sí lo tienen para donar millones a las campañas políticas para abogar por sus intereses. Países desarrollados que son económicamente estables, como Alemania o Francia, ofrecen beneficios a la mujer para estar en la fuerza laboral y cuidar de sus familias. Esa es la mezcla más clara entre lo que sería trabajar bajo ideologías bipartidistas, liberación femenina para trabajar mientras se es lo suficientemente conservador para poder ser parte de un hogar.
En estos países como Alemania o Francia entienden que un niño bien cuidado es el futuro de una gran nación. Ese es el verdadero desarrollo, no solo el económico, eso es lo que significa una sociedad igualitaria, democrática e íntegra. No lo es la sociedad que está muy cerca de convertirse en una sociedad manejada por los intereses monetarios de las grandes empresas. Le aseguro a nuestro gobierno que a medida que las mujeres nos seguimos desarrollando como profesionales, tendrá que ver cómo hace los ajustes necesarios para que la mujer tenga más protección y apoyo.
Las entrevistas completas que hablan de la mujer, inmigración y política exterior se pueden escuchar en www.sabinaopina.com.

No hay comentarios:

Páginas