31 oct. 2010

Rafael Ibarra, un preso politico cubano...

Por Jorge J. Gastón

Rafael Ibarra es un preso de conciencia cumpliendo una condena de 20 años. Fue arrestado en 1993 por su actitud contestaria al régimen cubano.

Tuve noticias de que el dia 21 de este mes lo llamó el cardenal Jaime Ortega para proponerle su libertad, siempre y cuando viajara a España.

Ibarra le contestó que estaba dispuesto a salir de la cárcel pero que no viajaría a España porque el no cambiaba la cárcel por el destierro.

Al día siguiente lo visita un oficial del régimen para decirle que el gobierno había decidido no darle la libertad condicional que le corresponde después de haber cumplido mas de las dos terceras partes de su condena por lo que tendría que cumplir la sanción completa.

Ibarra, hasta ese momento había cumplido nada mas y nada menos que 17 años en prisión sufriendo todo tipo de maltratos y humillaciones, pero a pesar de todo se ha mantendio firme en sus convicciones democráticas.

Como el, todavía hay unos 11 presos mas que se resisten a salir del país en condición de desterrados y prefieren seguir en la cárcel, entre ellos el Dr. Oscar Elias Biscet.

Uno se pregunta, ¿qué clase de contubernio fraguó el régimen entre Moratinos y el cardenal en donde la libertad que ofrecen a estos hombres condenados injustamente solo por discentir de la poíitica oficial del gobierno, esta condicionada al destierro?

Claro, visto en un contexto ámplio, hay que sentirse felices y agradecidos a la tan cacareada gestión, que, de libertad solo tiene un pelo de un lobo, que en definitva todos tenemos que agradecer, aunque sea la "libertad" mas condicionada que pueda uno imaginarse. Pues, el hecho es que muchos estan "libres" en España y otros paises y en la feliz compañía de parte de sus familias.

Considero que es un chantaje lo que estan cometiendo con Ibarra y con los otros presos que se resisten a salir del país.

Estimo que el mundo debe conocer de estos casos y estar conscientes de que todo esto no ha sido mas que una maniobra del régimen para lograr impresionar a la Unión Europea y a los Estados Unidos, cuando en realidad se trata presos de conciencia desterrados de su propia patria.

Debemos apoyar a Rafael Ibarra y hacerle saber que desde el exilio. aun cuando no costituímos fuerza alguna capaz de cambiar las cosas, sí somos humanos y nos duele el sufirmiento de estos hermanos que fueron capaces de luchar por una idea dentro de la propia patria... esos, ¡esos son los verdaderos héroes que merecen todo nuestro apoyo y solidaridad!.

No hay comentarios:

Páginas