31 oct. 2010

SAN ALEJANDRO UNA INSTITUCIÓN.

Lic. Amelia M. Doval

Lección #2

La Academia Nacional de Bellas Artes "San Alejandro", ha sido desde sus inicios una institución creada para el desarrollo y disfrute de las artes, en sus aulas se han dado cita ilustres y creativos artistas que han proporcionado fama internacional a una pequeña isla tan llena de colores como de inspiración.

Cuando se hace mención a las bellas artes se piensa inmediatamente en la escuela aunque sus inicios fueron sustentados sobre las bases de la casualidad. El Obispo de Espada y Londa, deseaba restaurar algunos lienzos de la Catedral de la Habana y en carta fechada del 1814, aparece un pedidido al famoso pintor Goya: por un artista capaz de hacer ese trabajo y quizás algunos más. Desde Paris le sugirieron al joven Vermay que se apegaba al neoclacisismo. Siendo esta la expresión estética de la ilustración, el movimiento cultural europeo que pretendía disipar las tinieblas de la humanidad mediante las luces de la razón, a través de las cuales pretendían combatir la ignorancia y la superstición, se pensó que él sería el indicado para tal labor. Vermay, llegó a La Habana en 1816 contando con 32 años y acompañado de algunos lienzos que el Obispo compró y repartió entre varios templos.

La obra encomendada al joven terminó dos años después pero, ya para entonces él simpatizaba con los sentimientos revolucionarios de los cubanos, era amigo íntimo de José María Heredia y contaba, además de la proteción del Obispo, con la del superintendente de la Real Hacienda don Alejandro Ramírez. Estas relaciones le hicieron posible tomar la decisión de quedarse donde no tenía rivales y además podía disponer de un espacio en un local próximo al Convento de San Agustín convertido en una escuela de Dibujo gratuito y recibiendo un salario de 1000 pesos fuertes al año.

Jean Baptista Vermay (1784-1833), quien se formó en un taller parisino de Jean Jacques David, patriarca del neoclasicismo, pasó a ser el primer director de lo que sería a partir del 12 de Enero de 1818, la Academia de Bellas Artes San Alejandro, en homenaje al intendente Alejandro Ramirez, promotor de la idea.

Continuaba Vermay dando clases gratuitas y esto le ganó una gran estimación entre el pueblo, aunque ostentara su título de dierctor.

La historia de la Academia fue in crescendo y desde su surgimiento en el siglo XIX hasta principios del XX, contó con 9 directores entre los que se encuentran un cubano alumno de Vermay quien lo sustituyó después del fallecimiento en 1833. Francisco Camilo Cuyás, un grabador, pintor y abogado, defensor del movimiento de traslación de las estrellas, fue el segundo director. Cuyás fue fundador de la revista Boletín de Arte y coolaboró con otras como dibujante y escritor.

Le siguió un músico francés que después pasó a ser pintor del Palacio de Versalles. La labor de Juan Francisco Guillermo Colson será además recordada porque bajo su dirección se donaron valioso cuadros por el Príncipe de Angola y el reformista Don Francisco de Arango y Parreño. En las galerías de Versalles, en parís hay cuadros suyos.

El cuarto Director, un pintor , escultor y miniaturista francés, Joseph Leclerc de Baumé, se destacó dando un impulso a la práctica de la escultura y la enseñanza del dibujo lineal. Su gran aporte estuvo en promover la compra con dinero del gobierno de varias copias en yeso de antiguas estatuas griegas que forman parte del patrimonio de la escuela.

Otro francés pintor y grabador, ilustrador del libro La isla de Cuba pintoresca, Pedro-Federico Mialhe Toussaint desarrolló una amplia produción litográfica de gran importancia en la gráfica colonial le concedieron el título de ´´otro descubridor´´.

Cuando San Alejandro se traslada en Julio 6 de 1856 para un nuevo edificio en Dragones #308, era profesor de escultura Augusto Ferrán. En 1863 el pasa a ser profesor de escultura de la Escuela profesional de pintura y escultura de Habana.

Miguel Melero, sería el noveno director, un pintor y escultor nacido en la Habana. Melero había estudiado bajo la dirección de Leclerc y Mialhe, ganó por oposición y se adjudicó la iniciativa de ser el responsable absoluto de abrir la Academía para las mujeres. Su acto dejaba una brecha de nuevos logros en la isla porque ni siguiera Francia se había atrevido a tal decisión. Este hombre ´´revolucionario´´ para su tiempo fue maestro de Arturo Morell y Armando García Menocal.

Mientras Miguel Melero ejercía como director se publica en la Gaceta de la Habana, en edición bilingüe un plan de estudio para la Academia de Bellas Artes, dicho documento estaba firmado por Adna R Chaffe, brigadier general de Estado Mayor del Ejército.

En 1907 , el 6 de junio fue nombrada la primera mujer que ocupa una cátedra, Adriana Bellini creadora de una metodología de dibujo en 24 lecciones. A los 22 días muere Miguel Melero, ocupando la dirección Luis Mendoza.

En 1926, por una ley del 17 de febrerose crearon becas para estudiantes pobres, se obtenían por oposición entre aspirantes de los municipios de cada provincia. Y por decreto del 14 de diciembre ocupa la dirección el pintor santiaguero Juan Emilio Hernández Giró, con algunas inconveniencias ocurridas entre él y Romañach pasan algunos años hasta que Armando García Menocal pasa a ser director y Leopoldo Romañach ocupa la Cátedra de Colorido. En 1934, Romañach quien en 1950, recibe el 15 de febrero un homenaje por sus 50 años de profesor, es nombrado Director Honoris Causa y profesor Emeritus de la Cátedra de Colorido.

Bajo la dirección de Leopoldo Romañach, la Academia había pasado a ser Escuela Nacional Superior de Artes de Artes Plásticas, con 4 años de estudio y dos en Escuela Anexa para concluir 6 años .

En 1935, se decreta año sábatico para profesores titulares que pueden a sueldo completo durante un año realizar estudios de superación en el extranjero.

En 1939, ocupa la dirección Enrique Valderrama, se suceden interrupciones yhuelgas estudiantiles donde se solicitan mejoras en el edificio y cambio de planes de estudio. En 1953, se decreta que el director será elegido, en lo sucesivo, por el Presidente de la República.

Con la llegada de Fidel Castro y su toma de poder, se llama a una junta de profesores y se escoge a Camilo Gonzalez Iglesias como la persona que mejor podría entender los nuevos tiempos. Una reunión de alumnos y profesores suscitaron cambios en los planes de estudio. Nuevamente queda determinado que el claustro es quien elige a los directores en un proceso que se notifica a los superiores.

En 1960 el Claustro de profesores aprueba una Declaración de Principios apoyando a la ´´Revolución´´ y en 1962, se ubica la sede de la escuela en la que ocupa hasta nuetsros días en un Edificio del Obelisco de Marianao, en ese momento había tres turnos de clases y más de 1000 alumnos.

El Departamento Provincial de Cultura toma bajo su mando a la escuela de Bellas Artes o San Alejandro como regularmente se le conoce. Muchos directores y alumnos prominentes que se han desarrollado y deben sus conocimientos básicos las técnicas adquiridas en sus aulas, hicieron y hacen gala de ser excelentes pintores premiados y reconocidos a nivel mundial. Las artes han dejado un espacio abierto a la entrega de mensajes subliminales y apocalipticos que en oportunidades han servido para desmembrar a un régimen totalitario y oportunista.

El sistema cultural cubano propaga la idea de que las artes vayan al pueblo y no a la inversa, supuestamente destruyendo un sistema clasista. En momentos se pensó que lo vulgar podía ser arte, mal interpretando la idea porque no siempre la dirección estuvo en las manos adecuadas pero, cada tiempo tiene su espacio en la história y esta se encarga de reclamar su espacio. Las viejas instituciones cubanas, relacionadas con el arte se hicieron exigentes escuelas a nivel académico con el propósito de mantener, a pesar de las carencias económicas un alumnado de vanguardia. De ahí que la memoria de los grandes no fue en vano.

Se mantienen vigente, el recuerdo de Domigo Ravené, Amelia Pelaez, Wilfredo Lam, Carlos Enríquez, Víctor Manuel, Fidelio Ponce, Menocal, René Portocarrero, Antonia Eiriz. Cuba estaba tan abierta al mundo y al desarrollo industrial, filosófico, cultural que se permitía tener extraordinarios representantes de las artes con una calidad competitiva alta.

La llegada de Fidel y la imposición de sus criterios no impidió el conocimiento y proliferación del arte como instrumento de mensaje, aunque el estado como tal pretendía politizar la política. La inspiración de los jóvenes, marcada por la realidad circundante se transforma en un mensaje abierto y sincero. Una pintura crítica.

El mundo conoce de artistas de la talla de Mendive, Flora Fong, Fabelo, Zaida Rios, Nelson Dominguez que vienen marcados todos por una história pictórica de las influencias del paisaje, el color, la luz. De un movimiento que data de 1927 donde la Revista Avance auspicia una primera exosición de Eduardo Abela, Víctor Manuel, Antonio Gattorno, Carlos Enríquez. En 1937 con el primer salón de arte moderno René Portocarrero, Mariano Rodriguez y Amelia Pelaez, exponen un mundo nuevo.

La cultura cubana se enorgullece de tener un Wilfredo Lam que estudió un taller con Pablo Picaso, un José Cecilio Hernández Cárdenas que estudió muralismo con Diego Rivera.


Hablar friamente de un arte que está comprometido con la revolución, es no conocer desde dentro una cultura que va más allá de la política. Los hombres pueden tener pensamientos a favor o en contra y pueden ser sancionados mundialmente por ello pero, sus obras son necesariamente importantes por la época que marcan y el mensaje que dan.mucho más si las técnicas utilizadas demuestran un necesario reconocimiento. En Cuba sobre los años 80 existió un movimiento llamado Tribuna, por ejemplo que se apropió de las nuevas técnicas en todos los sentidos y convinó diferentes artes para, de manera experimental ofrecer centelladas de un expresión a favor de los cambios, su mensaje marcaba lo esfímero de un movimiento del post boom.

El interés de vincularse al mundo como entes creativos hace que los graduados de San Alejandro busquen más allá de las limitaciones de material e incluso de los obstáculos en las ideas. Las instalaciones, limpieza artística y combinación de técnicas mantiene abierta las posibilidades de expresarse sin limites. Cuando las instituciones estatales cierran las puertas lo autodidacta se promueve.

Miami, Fl

ResponderResponder a todos

No hay comentarios:

Páginas