1 de jun. de 2011

Sexo en público, la nueva moda que arrasa en Europa


Todo parece indicar que, poco a poco, vamos dando pasos hacia nuestros orígenes.

El sexo es lo único que el ser humano intenta hacer en privado ya que el resto “está bien” y el sexo había que mantenerlo siempre en secreto. Los animales no tienen el mínimo problema en tener sexo en público y el hombre, esclavo de la religión y la moral, se vio disfrutando en privado y casi siempre con la etiqueta del pecado sobre sus actos.

Pero llegó el dogging , internet, los clubs de intercambios de pareja y una mayor libertad sexual que está causando estragos. Tanto es así que, ahora que llega el verano, tener sexo al aire libre es una de las fantasías más recurrentes de muchos europeos. El problema es dónde hacerlo sin terminar en comisaría.

Pues, como para casi todo lo que está prohibido en el resto del mundo, vuestro destino es Holanda. En este país las denuncias a turistas que hacían sexo en público aumentaron sensiblemente y en lugar de optar por seguir multando y recaudando dinero a costa de los demás, optaron por legislar.

La ley comenta que se puede tener sexo en público siempre y cuando sea de noche, esté lejos de las zonas por donde pueden pasar niños y la pareja recoja el preservativo y demás residuos del lugar del encuentro sexual.

Una vez más tenemos que reconocer que en el citado país van por delante del resto en materia sexual. Sólo nos queda esperar que aquí alguien haga algo al respecto, más que nada para evitar situaciones embarazosas cuando uno pasea por la playa a la luz de la luna.

Páginas