15 oct. 2012

ASSOCIATED PRESS

"La relación militar podría asemejarse más a la que existe entre las agencias civiles. La Armada ya tiene un diálogo más fluido con el 'Navy' (armada estadounidense), pero el ejército y el 'Army' (ejército estadounidense) siguen teniendo una relación con más formalidades que sustancia", señaló.
Selee dijo que Estados Unidos buscará adaptar su cooperación general antinarcóticos a México a través de la Iniciativa Mérida a los cambios de estrategia que aplique el recién elegido presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien tomará posesión en diciembre y aún no ha detallado qué hará diferente a su predecesor Felipe Calderón.
"En términos generales, la cooperación con México seguirá evolucionando con pocos cambios bruscos porque ya no es una simple relación diplomática", agregó. "Hay intereses más profundos que afectan el día a día de los habitantes a ambos lados de la frontera, así que tiende a no haber cambios bruscos".
Romney prometió en su sitio web que durante sus primeros 100 días como presidente lanzaría una campaña que siente las bases de una "eventual membresía" latinoamericana de lo que llama una Zona Económica que "buscará mayor cooperación entre naciones del mundo comprometidas genuinamente a los principios del libre mercado".
El portavoz de su campaña Otto Reich aclaró a AP que esa Zona Económica no trata de revivir el Área de Libre Comercio de las Américas, un proyecto estadounidense para crear un área continental de libre comercio al que varios gobiernos latinoamericanos le quitaron el oxígeno durante la Cumbre de las Américas celebrada en Mar del Plata, Argentina, en 2005.
"Lo que quiere decir es que el gobierno de Estados Unidos mantendrá sus puertas abiertas para aquellos países que por cualquier razón no hayan querido entrar a un tratado de libre comercio con Estados Unidos", dijo el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental en 2001 y 2002. "Esos países no tienen que ofrecernos disculpas ni decir 'nos equivocamos'. No nos interesa tener una victoria psicológica".
Las naciones que no han firmado un tratado de libre comercio son Ecuador, Venezuela, Bolivia -agrupados en la coalición Alba - y el resto (Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina) pertenecen a la unión aduanera Mercosur, que impide a sus miembros suscribir individualmente alianzas comerciales con terceros.
Reich lamentó que el anterior presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva no haya negociado un tratado comercial con Washington pese a haberle expresado personalmente su interés de manera general.
"Creen que el TLC es redimirse a los intereses comerciales de Estados Unidos y es exactamente lo contrario, es algo que se tiene que acordar", dijo Reich sobre las reservas que algunos gobiernos latinoamericanos guardan sobre los tratados comerciales con Estados Unidos. "América Latina no ha tenido el nivel de desarrollo que se merece porque existe siempre una suspicacia. En Estados Unidos puede haber acuerdo y las dos partes saben que ganan, allá una parte gana si la otra pierde".
Reich integra la docena de asesores que informalmente apoyan a los estrategas con los que Romney cuenta para América Latina, el ex embajador en Brasil, Clifford Sobel y Ray Walser, analista de centro de estudios Heritage Foundation.
Las campañas electorales estadounidenses suelen prestarle escasa atención a la escena internacional y esta vez no ha sido la excepción, por lo que se espera que Romney detalle sus propuestas cuando ambos candidatos sostengan el 22 de octubre un debate dedicado exclusivamente al tema.
Luis Alonso esta en Twitter como http://www.twitter.com/luisalonsolugo

No hay comentarios:

Páginas