15 oct. 2012

ASSOCIATED PRESS

Restrepo aseguró que Obama defenderá la eliminación de restricciones a viajes y remesas a Cuba que adoptó ante las iniciativas de legisladores republicanos para restablecer los límites, pero descartó que un segundo mandato del presidente signifique la eliminación de restricciones adicionales.
"Actualmente (las autoridades) están evaluando el impacto logrado por las medidas ya aplicadas, antes de considerar la adopción de pasos adicionales", indicó
Romney expresó en un debate celebrado durante las primarias republicanas en enero su disposición a emplear cualquier recurso para que el pueblo cubano disfrute de la libertad.
Tomás Bilbao, director del Grupo de Estudios sobre Cuba -un ente no gubernamental y sin fines de lucro cuyos miembros de ancestros cubanos buscan una Cuba libre y próspera- pronosticó que en la política estadounidense hacia Cuba "no veremos pasos agigantados en corto plazo".
El experto advirtió que las reformas económicas adoptadas recientemente por las autoridades cubanas representan un "momento demasiado importante para que no se haga nada" y exhortó al próximo inquilino de la Casa Blanca a flexibilizar aún más la política estadounidense para facilitar el acceso de recursos a una incipiente clase de pequeños empresarios en Cuba que actualmente asciende a 300.000 y que podría llegar a medio millón el año próximo.
La potestad ejecutiva permite al jefe de estado, sin intervención del Congreso y sin contravenir la ley del embargo a Cuba, crear las licencias generales de viajes a la isla -excepto la del turismo pleno- que él considere convenientes para promover los intereses estadounidenses.
Y al mismo tiempo, el presidente tiene la autoridad de restablecer restricciones a viajes y remesas e inspeccionar de manera aún más minuciosa viajes y transacciones bancarias. Pero la "política es tan restrictiva y tan generalizada que es realmente difícil agregar más sanciones. Lo que se puede hacer es aplicar de manera más estricta las sanciones actuales", explicó Bilbao.
En una declaración de su política exterior difundida el año pasado, Romney ubicó a México junto a Somalia, Yemen, Afganistán y Pakistán en una lista de "estados fallidos o que están fallando", los cuales cuentan con "gobiernos débiles azotados por la pobreza, enfermedades, conmoción interna, refugiados, drogas y crimen organizado. Sus problemas regularmente atraviesan fronteras convirtiendo problemas nacionales en regionales o globales".
Ante un diagnóstico tan dramático de su vecino, donde ha habido al menos 47.500 muertes relacionadas con el narcotráfico desde que se lanzó una guerra frontal contra los carteles de las drogas en 2006, Romney propuso como solución en su sitio web que Estados Unidos y México "exploren la necesidad de aumentar la cooperación de entrenamientos militares y el intercambio de información de espionaje similar a prácticas exitosas" en Colombia.
Andrew Selee, experto principal en temas mexicanos del centro de estudios Wilson Center, dijo que pese a que la cooperación binacional se ha incrementado de manera importante entre despachos del área civil, "un aumento de la cooperación militar dependerá de las Fuerzas Armadas mexicanas, que han sido renuentes -especialmente el Ejército- a ir más allá de donde están".
Luis Alonso esta en Twitter como http://www.twitter.com/luisalonsolugo

No hay comentarios:

Páginas