10 oct. 2012

OSCAR PEÑA: Venezuela hoy es distinta



Publicado el miércoles 10 de octubre del 2012

Oscar Peña

Quién ganó en Venezuela? Ganó el pueblo de Venezuela con su participación ciudadana. Esta última elección presidencial despertó el protagonismo cívico de una valiosa parte del pueblo venezolano que estaba dormida, aturdida y pensando que su destino era solo jugar en el banco y nunca de principales.
En anteriores elecciones la mitad del pueblo venezolano con embriaguez chavista se hacía sentir y la otra por desesperanza, frustración y abstencionismo no lo hacía de manera efectiva. Sin embargo, en esta oportunidad fue superada esa falla ciudadana y Hugo Chávez es nuevamente el presidente de Venezuela, pero ya no será aquel presidente campeón que obtenía el voto mayoritario y casi absoluto en las urnas porque la otra Venezuela no chavista no expresaba ¡presente! como lo ha hecho en esta ocasión. Los pueblos se descubren ellos mismos cuando se enfrentan con obstáculos
Hoy Hugo Chávez está forzado por esa casi mitad que votó a favor de los adversarios a ser y comportarse como el presidente de todos los venezolanos y no solo de una parte de ellos. ¿Y qué lo obliga? Lo obliga el haber ganado con el otro corredor a su espalda como sucede en algunas difíciles carreras deportivas que se observan a los competidores casi empatados. La mitad de la ciudadanía venezolana marcó su terreno y afirmó que Venezuela no es una sociedad absolutista de una sola voz o coro nacional, sino un abanico de ideas que obligan al mandatario a buscar consenso nacional y ser incluyente y respetuoso de todas las partes.
La elección presidencial ha sido una lección para Hugo Chávez y tendrá que cambiar y modificar sus métodos aunque no sea su voluntad ni su deseo. Lo hará por las circunstancias, como lo tienen que hacer todos los mandatarios donde los votantes marcan la boleta y se hacen sentir aunque no ganen. Los venezolanos democráticos lo han hecho y se han ganado auténticamente un espacio y un respeto que deben seguir llevando adelante. Ese es el desafío.
Rectificar es de sabios. Si los adversarios al chavismo no superaban aquel error de abstención y de abandonar el país masivamente le hubieran facilitado a los chavistas caminar sin obstáculos hacia una sociedad completamente totalitaria como la cubana donde es fácil controlar a toda la sociedad. A partir de las nuevas marcas establecidas por la ciudadanía venezolana, Chávez tendrá que aminorar su velocidad como corredor de dictaduras.
Se hace justo, ético y esencial felicitar al ganador, Hugo Chávez, y a todo el pueblo venezolano por su participación en los diferentes bandos. Hay que respetar la democracia y el derecho de las mayorías a equivocarse, pero tienen los venezolanos adversarios al chavismo que jugar el ajedrez político, entre otros puntos, coincidiendo con Chávez en algunos problemas sociales que tiene Venezuela. La oposición también debe saber ser atractiva para todos los venezolanos.



No hay comentarios:

Páginas