14 oct. 2012

International Society for Human Rights





La vida es un conjunto de momentos. Ocasiones de alegría y de dolor. La existencia humana se va construyendo de alegrías y llantos y es el libro de la vida de todos. Si algo hay en la existencia humana que no tiene privilegio para nadie y q
ue es un camino que todos atravesamos en que por igual recibimos porciones de dolores y porciones de alegrías. Busque alguien que sea feliz los 365 días de cada año y vera que no existe. Sin embargo, busque a los que en los 365 días del año han pasado por duros y tristes instantes y también por otros alegres y risueños y vera como todos alzamos el brazo. Esa es la vida. Esta comprobado.

Ayer sábado 13 de Octubre después de unas horas de haber pasado por uno de esos tristes episodios de dolor que te da la vida recibí la otra parte, la de satisfacción y alegría: fui invitado a la Casa del Preso Político Cubano excelente lugar que escogió la Sociedad Internacional de Derechos Humanos que tiene su sede en Frankfurt Alemania para en una larga jornada de trabajo abrir una sección con sede en los Estados Unidos que vele por toda la situación de los Derechos Humanos en América Latina.

Ello incluía proponer y escoger candidatos para componer la principal directiva. Y mi porción de sana alegría fue conocer que había sido propuesto para Presidente de ese importante capítulo en los Estados Unidos. Indudablemente tenernos en cuenta es un estimulo, un orgullo y un reconocimiento para todos los iniciadores del histórico y digno expediente de lucha de los derechos humanos en Cuba.

Al final de la jornada entre un activista chino, una chilena y otro que no recuerdo bien pero creo que era hindú, quedaron 2 cubanos propuestos para ocupar ese frente; el que suscribe y el preso político del grupo de los 75 Normando Hernández.

Ya arriba he expresado que es una honra, un prestigio y algo que enaltece la propuesta, pero no acepte mi candidatura y pedí se retirara. ¿Razones? Honestidad. Como en toda mi historia de vida pagar nuevamente el alto sacrificio de ser consecuente con mi pensar: estimo que para hacer cualquier labor de manera eficiente se tiene que estar muy convencido que lo que haces es la diferencia y es de utilidad, y yo confieso que las denuncias y las quejas sobre derechos humanos a nivel internacional ya no resuelven los problemas. Es una etapa que ya jugo su papel. Es en cada país, en cada sitio, en cada tribuna nacional que los ciudadanos tienen que abogar, denunciar y defender sus derechos y no en tribunas internacionales.

Por otra parte -si no pensara como acabo de expresar en el párrafo anterior- también observe a mi colega Normando Hernández con algo que hoy no tengo. El estaba lleno de ánimo, de excitación juvenil, entusiasmo y las baterías llenas tanto de interés que no quise ser un obstáculo en su camino y no acepte la propuesta que habían hecho de mi. Aunque obviamente agradecí el gesto.

Aun con lo explicado esa organización internacional tendrá nuestro apoyo. Incluso dentro de su dirección quedo formando parte de la misma con nuestro respaldo uno de los prestigiosos vicepresidentes de muestra organización el ex preso político Pedro Pablo Alvarez Ramos.
OP

No hay comentarios:

Páginas