14 oct. 2012

Panamá visto por uno de los comentaristas más serios de la prensa mexicana. Apareció en el díario «Reforma» y otros del país el día de hoy.

       

"Toda la vida humana puede encontrarse en un aeropuerto".
David Williams

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- ¿Cómo viajar de México a la República Dominicana? No hay vuelos directos por lo que la ruta tradicional era ir a Miami y de ahí transbordar a la Dominicana. Sin embargo, la burocracia migratoria y las pesadas medidas de seguridad de los Estados Unidos han hecho esa ruta cada vez más incierta. Por eso ha surgido un hub, un centro de conexión, en Panamá.

Panamá es un pequeño país centroamericano con apenas 3.4 millones de habitantes. El tráfico por su Aeropuerto Internacional Tocumen, sin embargo, se ha más que duplicado de 2003 a 2011 al pasar de 2.1 millones a 5.8 millones de pasajeros.
 

La mayoría de los viajeros que hoy pasan por el Aeropuerto Internacional de Tocumen no son panameños ni tienen planeado permanecer en Panamá más que el tiempo suficiente para tomar el siguiente avión. Esto le ha permitido al aeropuerto convertirse en un centro de actividad económica muy superior al que habría uno esperado en un país del tamaño de Panamá. El centro de conexión genera trabajo para personal de tierra, ventas de turbosina y derechos de aeropuerto, y ha creado cientos o miles de empleos en tiendas sin impuestos y restaurantes.

El hub de las Américas, como se le conoce, ha hecho también que Copa Airlines (Compañía Panameña de Aviación) se convierta, a pesar de su pequeño mercado interno, en una de las aerolíneas más importantes del continente americano. Copa transportó 8.8 millones de pasajeros en 2011 tras registrar una expansión de 20 por ciento en capacidad sobre 2010. Da servicio a 63 destinos en 29 países. En 2011 generó 886 nuevos empleos y espera añadir otros 626 este 2012 para terminar el año con 7,900 puestos. Son cerca de los que tenía Mexicana de Aviación antes de su quiebra. Copa cerró 2011 con 73 aviones y está añadiendo otros 10 en este 2012. Aeroméxico, en comparación, tiene una flota de 116 aviones y transportó 14.3 millones de pasajeros en un país de 112 millones de habitantes.
 

Lo que más podemos lamentar los mexicanos es que México pudo haber tenido este hub de las Américas. El fallido aeropuerto de Texcoco, con sus tres pistas para operaciones simultáneas, habría permitido que nuestro país se convirtiera en un centro de conexión incluso más importante que Tocumen. Esto habría generado millones de pasajeros internacionales adicionales a nuestro tráfico habitual así como miles de empleos.

El aeropuerto de Texcoco, cuyo proyecto fue cancelado en 2002 ante las protestas de un grupo de activistas relativamente pequeño, ya que la mayor parte de los residentes de la zona habían aceptado vender sus tierras, habría permitido quizá que Mexicana de Aviación sobreviviera en un mercado en expansión en lugar de haberse desplomado en 2010. Lo curioso del caso es que los mismos grupos políticos que hoy denuncian al gobierno por haber "permitido" la quiebra de Mexicana, y que exigen que la empresa sea rescatada con dinero público, se opusieron hace 10 años a la construcción del aeropuerto de Texcoco.
 

Panamá ha demostrado con el aeropuerto de Tocumen lo que un país puede lograr cuando realmente promueve la inversión productiva y el desarrollo de sus ventajas comparativas. Quizá por eso Panamá tiene, después de Chile, el segundo lugar en Latinoamérica del Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial y ha tenido una de las mayores tasas de crecimiento de América Latina en los últimos años. Para este 2012 la Cepal calcula que Panamá tendrá una expansión de 8 por ciento. Es la mayor de América Latina y el doble de la mexicana.





No hay comentarios:

Páginas