21 nov. 2012

Diferencias políticas


 

El presidente Barack Obama, acompañado por el presidente de la Cámara, John Boehner, habla con la prensa en la Casa Blanca, el 16 de noviembre.
El presidente Barack Obama, acompañado por el presidente de la Cámara, John Boehner, habla con la prensa en la Casa Blanca, el 16 de noviembre.
CAROLYN KASTER / AP
Algo que hizo casi ingobernable el primer período del presidente Obama fue la dificultad de ponerse de acuerdo con el Congreso, y se sabía desde el principio, fue un secreto a voces. Inclusive Mitch McConnell, jefe de la minoría del Senado, lo dijo públicamente: la prioridad de nuestro partido es que este presidente sea de un solo término.
Pero además de ese pacto, se culpó a Obama de que no pudo negociar con la oposición y hasta los últimos anuncios de campaña giraron alrededor de eso. El candidato republicano Mitt Romney dijo en New Hampshire el sábado 3 de noviembre: “Ustedes saben que si el presidente es reelecto, no será capaz de trabajar con el Congreso y van a sufrir cuatro años más de bloqueo”.
Pero me pregunto: ¿puede ser posible que el vecino se pelee con uno, y además le culpe a usted de que no vaya a visitarlo? Creo que fue una propaganda injusta. Por eso en este período el presidente tiene que tratar por todos los medios de exigir y buscar un terreno común para negociar, y si los republicanos continúan con la misma inmovilidad, ponerlos en evidencia con firmeza. Por otra parte, el Congreso republicano debe dejar a un lado las diferencias políticas y pensar en el pueblo norteamericano.
Francisco Delgado
Miami Beach

No hay comentarios:

Páginas