13 may. 2013

Carta al periodista Daniel Shoer




Estimado Sr. Shoer:

Varios amigos me han enviado y comentado su columna de ayer, "Para El Nuevo, un nuevo amanecer," que leí con gran sorpresa y alegría. Le escribo para felicitarlo y agradecerle sus palabras de reconocimiento a la labor de Carlos M. Castañeda, "Este rotativo abrió un capitulo en el periodismo norteamericano y en el multiculturalismo de Miami. Esto no se hubiera logrado sin la labor de Carlos Castañeda, corazón y cerebro de El Miami Herald y El Nuevo Herald....", opinión que desgraciadamente no comparte la dirección de ese periódico, de ahí mi sorpresa. Me explico:

Supe de su columna por los amigos, ya que me había dado de baja del periódico desde que la dirección eliminó de la página de Perspectiva el nombre de Castañeda, a quien tanto le debe El Nuevo Herald, mientras permanecían los nombres de Roberto Suárez y  Alberto Ibargüen, los otros dos editores eméritos. Consideré que esa acción constituía un insulto y un desprecio a mi esposo, a su memoria, a su innegable contribución al periodismo continental y a esta comunidad. 

De esta misma forma pensaban varias personas más que se dirigieron, al igual que yo, a Manny García en busca de una explicación. Después de varios días sin recibir respuesta del señor director, nos dirigimos a David Landsberg quien sí respondió y le indicó que debía comunicarse conmigo, pero a pesar de sus palabras amables, Manny García no fue capaz de darme una explicación razonable, alegando que había sido "por asuntos de diseño". Sus palabras fueron tan huecas como incumplidas y falsas sus promesas y compromisos con la Fundación Educativa Carlos M. Castañeda.

Por eso me tomó de sorpresa leer en ese rotativo su reconocimiento al gran periodista que fue Carlos M. Castañeda.  Lástima que usted no sea el director de El Nuevo Herald.

Con mi agradecimiento,
Lillian Castañeda

Presidente
Fundación Educativa Carlos M. Castañeda




1925 Brickell Ave.  D-1108
Miami, FL 33129
305-283-4963
______________

No hay comentarios:

Páginas