12 mar. 2014

El presidente Obama y la Reforma Migratoria

Por Elsa I. Pardo

Recientemente el presidente Obama ha recibido críticas por la deportación de casi dos millones de indocumentados desde el 2009.  Janet Murguía lo llamó “deportado en jefe” durante un discurso, y él afirmó que “es el campeón en jefe de la reforma migratoria integral”.  

Al día siguiente, el presidente Obama se reunió con periodistas hispanos y aclaró que los republicanos son los responsables y en particular John Boehner, líder de la cámara republicana, por bloquear en esa cámara una reforma migratoria.  Además, aclaró que desde que estaba en campaña, ha insistido y ha sido el defensor de una reforma migratoria amplia para aplicarla a 11 millones de personas.  Pero el está limitado en lo que puede hacer y sólo el Congreso puede aprobar una nueva ley.  Y, ahora en el 2014 Obama propone una Reforma Migratoria.

Recuerdo que en junio 2013 el Senado aprobó una iniciativa migratoria integral, que refuerza la vigilancia en la frontera y da una avenida a la ciudadanía, a los 11 millones de indocumentados, rechazada por los republicanos en la Cámara Baja.

Opino que sea cual sea el caso, el presidente Obama puede dar una “orden ejecutiva” para frenar las deportaciones y evitar el dolor y sufrimientos que causan las separaciones familiares, antes del 2016 como prometió. Además, la Reforma Migratoria es una promesa pendiente del presidente Obama, le conviene como legado y beneficia al partido.  Durante el gobierno de Ronald Reagan, miles de hispanos se registraron como republicanos o votaron republicano como agradecimiento de la amnistía de 1986. Por otro lado, los republicanos tienen que mejorar su imagen ante los hispanos, después de una catástrofe política electoral en el 2012, si quieren recuperar la Casa Blanca.

   

No hay comentarios:

Páginas