2 mar. 2014

HELEN AGUIRRE FERRE: ¿Quiénes hicieron Miami?


Es la pesadilla de un urbanizador: en la construcción de un lucrativo proyecto se descubren importantes restos históricos de una civilización indígena y habrá que hacer cambios costosos en el diseño. Es el caso de MGM, cuyo proyecto MetSquare en el downtown de Miami, que tendrá un hotel, cines, restaurantes y más quizá deba ser totalmente rediseñado tras descubrirse un extraordinario asentamiento de los tequestas.
Esto es desafortunado para MGM, pero no debe ser una sorpresa ya que no es el primer hallazgo arqueológico de este tipo en la zona. Debido a su importancia, las autoridades locales y del estado necesitan preservar esta villa tequesta prehistórica, que tiene 2,000 años de antigüedad, y que muchos historiadores consideran el lugar donde nació la ciudad de Miami. También es uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la historia nacional.
Este descubrimiento de las raíces de Miami se produce en un momento de acre intercambio entre dos comisionados del condado Miami Dade sobre quiénes “hicieron” a Miami, es decir, quiénes son los más responsables de transformar a Miami en la ciudad dinámica y cosmopolita que es hoy. El comisionado cubanoamericano Javier Souto alegó la semana pasada que la comisión del condado debería tener sensibilidad política con la comunidad cubanoamericana porque, entre otras cosas, es la que transformó a Miami en una dinámica urbe internacional. El comisionado Dennis Moss, que es afroamericano, respondió con enojo que los negros tienen una larga historia en Miami, incluidos sus antepasados, y que ellos construyeron Miami.
¿Quién tiene la razón? Los dos. Cubanos, negros, anglos y judíos, entre otros, han convertido a Miami en lo que el ex congresista de Miami Dante Fascell acuñó en el Registro del Congreso de Estados Unidos en los años 50: “la Puerta de las Américas”. Miami siempre ha atraído a urbanizadores y empresarios como William y Mary Brickell y Julia Tuttle. Los Brickell, que llegaron en la década de 1870, llegaron a ser acaudalados comerciantes y más tarde Tuttle fue una exitosa cultivadora de cítricos y adquirió más de 600 acres en la desembocadura del río Miami.
Buscando el Sueño Americano como los demás, pescadores de las Bahamas se establecieron en Miami. Estaban acostumbrados a trabajar bajo el calor de los pantanos. Limpiaron los terrenos para la urbanización en Miami. También tenían conciencia política. Cuando los residentes votaron para decidir si Miami se constituiría en ciudad, en 1896, hubo 300 votos, de los cuales 100 fueron de votantes negros. Ese mismo año, Henry Flagler trajo su ferrocarril hasta el sur de la Florida, conectando a Miami con el resto del país.
Con el tiempo, los ricos se enamoraron del calor y la belleza natural de la ciudad, atrayendo a urbanizadores, empresarios, anglos, judíos y negros. El turismo tuvo un papel importante en el desarrollo de la región, y la ciudad también contó con un pequeño pero próspero centro urbano, eldowntown, y una comunidad de negocios. Exceptuando la temporada de huracanes, la vida en Miami fue más o menos predecible hasta 1959.
Los cubanos no fueron los primeros hispanos en Miami: Wynwood era originalmente un conocido barrio puertorriqueño. Pero los miles de exiliados políticos cubanos que vinieron al sur de la Florida en un período breve transformaron el carácter de Miami, que de una ciudad más o menos sureña pasó a ser una urbe vibrante y bilingüe. Este fue un terreno fértil para los cubanos trabajadores y con buena educación, que aprovecharon todas las oportunidades educativas y económicas disponibles. Con el tiempo, la gran área metropolitana se diversificó en un glamoroso destino turístico, pero también en un centro de las finanzas y los negocios internacionales. Ser una comunidad donde se hablaba inglés y español fue importante para atraer a muchas empresas e inversiones de América Latina, pero también causó divisiones. Muchos se fueron de Miami porque se sintieron marginados por la cultura y el idioma foráneos. Los negros se sintieron desplazados no solo por eso sino también porque los hispanos solían contratar a hispanos.
Por suerte, con el paso del tiempo, las diferencias culturales, étnicas y raciales se adoptaron como una diversidad cultural apreciada como un don y no como una mancha para la comunidad. Hoy el condado Miami Dade cuenta con un comisionado de origen haitiano y otro de origen colombiano entre cubanoamericanos, judíos y anglos. Miami ha avanzado mucho, pero después de lo que oímos en la sede del condado la semana pasada aún queda mucho por avanzar.
¿Quiénes “hicieron” Miami? ¡Todos! No hay un grupo que pueda reclamar todo el crédito o toda la culpa de lo que Miami es hoy. Todo comenzó con los tequestas, cuyo legado histórico es evidente y se debe preservar.
Columnista y presentadora de un programa radial de análisis político en Univision Network News.

No hay comentarios:

Páginas