6 jul. 2012

Elsa Buenas tardes, por suerte hoy estoy de descanso y puedo sentarme un rato ante el teclado. Muchas gracias por tus felicitaciones y respecto a tu pregunta, creo que es difícil porque en esto no existe una varita mágica.

Una solución de raíz no creo que la haya, pero si estoy seguro que las cosas no están bien como están.

Si el gobierno decide que los seguros son el camino adecuado para resolver el problema de la salud en los EEUU, entonces tiene que entrar a regular los seguros y no ponernos en sus manos con estas atadas a las espaldas, ahí tenemos el ejemplo de los seguros de autos y las casas; Nos obligan a comprarlos por una ley y no hay reglas. Que nadie me diga que existe una; Comisión de servicios públicos” para vigilar a las compañías que prestan servicios publico porque son una vergüenza y debían estar todos los que la integran en los tribunales respondiendo por sus actos de corrupción.

Lo primero que necesitamos para lograr servicios de salud eficiente es regular precios. Un  frasco de medicamento salvo honrosas excepciones, no puede costar más que un galón de leche y un día en un hospital no puede costar más que un día en un hotel de lujo (Por favor). Si el plan de salud (Necesario sin dudas) no esta dispuesto a meterse en este campo, o va al fracaso o  lleva a este país al desastre económico, la ruina.

Lo que pasa es que yo no creo que en Washington existan políticos capaces de domar a este toro y con todo respeto, empezando por Obama.

Hay que tener cuidado entre el fino borde que separa el populismo, los servicios sociales y la economía, si se pierde ese equilibrio por salvar a una de estas partes, caemos en lo que ha pasado en los países socialistas como Cuba, el caos económico y social. Es imposible que un país avance gastando más de lo que produce y la reforma de salud costara en su inicio un 19% del PIB y en los anos 2050 el costo será un 50% del PIB, en un país que esta en franca bancarrota por los excesivos gasto de este y los anteriores gobiernos que han pasado por Washington. Eso es algo imposible para la economía de cualquier país.

Hay forma de crear sistemas de salud sin intermediarios, sin seguros, un intercambio natural entre paciente y medico o entre paciente e instituciones regulados por leyes razonables; Si queremos que sea un mercado que sea un mercado igual a los demás, no protegido por leyes que nos aplastan a nosotros. También pueden crearse sistemas de servicios de salud independientes y fabricas de medicamentos sin fines de lucro que hoy las leyes prohíben, como prohíben comprar medicinas en otros países, sin necesidad que los seguros y las industrias farmacéuticas controlen este mercado.

Lo que mas daño nos hace en todo esto es la burocracia, la corrupción, los políticos vendidos y las donaciones de campana y no estoy hablando de demócratas ni de republicanos, estoy hablando de la corrupción que hay en Washington y la Casa Blanca y estoy metiendo a todos en el mismo saco.

Libre, me publico en su ultimo boletín algo sobre este tema que el NH no lo hiso titulado “Salud, Política  y Dinero” puede que aclare algo mas sobre lo que pienso.

Un abrazo Elsa y que pases un bonito día

 JMI


                                         
Este trabajo de Izquierdo esta formidable. Hasta hace muchos años atrás yo pensaba 
que tener el sistema gratuito de salud que tiene Cuba era algo sumamente difícil para un país, pero les cuento algo que afirma lo que plantea Izquierdo. Tanto tiempo Fidel Castro dando discursos improvisados que un dia cometió un error -expreso que fue un error porque mas nunca lo ha dicho o reconocido porque le resta cierto valor a su trabajo.

 ... Dijo: "...otros países no tienen un sistema de salud como el nuestro porque no quieren, por que entre todos se roban el dinero, pero realmente no es tan caro mantenerlo, ni cuesta mucho fabricar las medicinas..." Confesar eso fue para mi muy revelador. Izquierdo tiene mucha razón. Saludos a todos. OP

p/d: también -con razón o sin ella- fue muy edificante, valiente y leal la actitud de Elsa con su amigo el policía.


Fernando muchas gracias, leí lo que usted me mando, muy interesante y concuerda con lo que pienso respecto al tema de la salud y los seguros; He estado buscando alguna información sobre el costo de producción de los medicamentos, equipos médicos y seguros y es para cerrar los ojos, como usted pienso que el gobierno nos esta empujando en los Brazos de las compañías de seguro y como esta pasando con los seguros de las casas y los autos, nos obligan a comprar un seguro mediante una ley, pero no regulan a la compañía de seguro la cual nos aprieta hasta ahogarnos. El problema esta en que hay que crear un sistema diferente en el cual no sea un intermediario quien nos tenga en sus manos; Si el costo de la salud se manejara igual que el comercio de viandas u otro producto cualquiera, no hacia falta seguro ni ley de salud.

En el comercio de cualquier producto que compramos en un supermercado, el % de ganancia esta entre un 30% y un 50%, mientras que la industria farmacéutica gana en la comercialización de los medicamentos un 2000 a 2500 por ciento como promedio, salvo algunas excepciones. De igual forma pasa con los servicios y es ahí donde esta el problema de la salud.

Yo no se si usted leyó una carta mía que esta en la edición de libre de esta semana que titule “Salud, Política y dinero” y que el NH no me publico, ahí trato de decir esto que le estoy comentando.

La reforma de salud si entra no a regular el costo de  los seguros, los precios de la medicina,  y los servicios médicos, llevara a este país a un desastre económico seguro, miren hacia Europa y vean lo que esta pasando con el exceso de gasto social y el contubernio del gobierno y las compañías privadas, el Obama Care es un plan altamente populista, que ensena una cosa y es otra muy diferente. Estamos en una época donde la corrupción política es tan alta que este país se puede perder por eso.

Para destruir a este país no se necesitan grandes ejércitos, lo pueden hacer arruinándolo, yo no acuso a Obama de intentar destruir a los EEUU, pero el camino que llevamos se asemeja mucho a un intento de suicidio económico, con la anuencia de una gran parte de incautos.
                                              

No hay comentarios:

Páginas