12 ago. 2012

CREAR EMPRESAS SOCIALES PARA LOS POBRES DE LA TIERRA




                                                         Por José L. Martel.

Hace varios años leí en la prensa sobre un acaudalado banquero de la India que había constituido el Banco de los Pobres. No le preste ninguna atención a la noticia que aparecía en letras diminutas en un periódico de la localidad,  pero hace unos meses me detuve a leer un artículo del periodista, Andrés Oppenheimer,  sobre su visita a la India y la entrevista que le concedió ese carismático banquero indio, Muhammad Yunus, natural de Bangladesh. Pero se revive este personaje con una entrevista de la periodista Aristegui de CNN en español que mostró a una persona sencilla y banquero acaudalado ayudando a fomentar las pequeñas empresas y cooperando a superar la pobreza en la India.

En estos momentos es conocido universalmente con el “banquero de los pobres”. Este señor es propietario de una sólida institución bancaria que les presta dinero a los pobres sin garantía alguna, sin importar su solvencia personal. Es de profesión economista y galardonado con un Premio Nobel del 2006 con un prestigio bien ganado dentro del campo bancario internacional.

Este personaje habla sobre la creación de “empresas sociales” que generen dinero y también fomenten bienestar a las personas pobres que se incorporen a esos planes financieros e industriales que el promueve en sus negocios. Muhammad Yenes es propietario de un “banco de micro- créditos” para sus operaciones con los pobres y además tiene una nueva empresa que es una multinacional de productos derivados de la leche “La Danone”,  de origen francés. El principal renglón de producción es un tipo de yogurt fortificado para los pobres, especialmente  para niños desnutridos. Describe que esa compañía no genera ni pérdidas ni utilidades, ya que sus dueños no cobran dividendos.

La idea de este hombre multimillonario es crear un capitalismo humano con un mayor interés y responsabilidad  social corporativa. Sabemos que las denominadas cooperativas estatales agrupan a  cooperativistas pero todos trabajan y sus dividendos son para el Estado o gobierno. Ahora en este tipo de “corporación asociada” que describe este banquero hace al trabajador dueño de sus producciones y por lo tanto esas ganancias se revierten en un fondo social del Capital. Me imagino que el señor Yunus más tarde reciba su capital inicial invertido en un futuro. Actualmente Yunus está dentro de la política de su país ya que piensa aspirar a presidente en las próximas elecciones  que se celebrarán en la India y goza de gran simpatía dentro de sus ciudadanos que lo respetan como un millonario y empresario de los pobres. 

Latinoamérica podía experimentar en estudios concretos de establecer estas “empresas sociales” y la creación de bancos para el desarrollo y bienestar de los pobres que tuviesen la oportunidad de crear las riquezas corporativas tan necesarias en la región. El Banco de Internacional de Desarrollo [BID] y entidades bancarias privadas pudieran imitar el ejemplo que nos brinda el millonario Yunus en crear las bases de desarrollo económico y financieros dentro de Latinoamérica con un Banco de los Pobres y determinadas empresas sociales.

El populista y zar de los petrodólares, Hugo Chávez, creó el Banco del Sur con sus socios Néstor Kirchner (fallecido), Evo Morales, Daniel Ortega y Rafael Correa. También está incluida Cuba y algunas pequeñas islas del Caribe.  Que esperan los banqueros demócratas y de la libre empresa cortar los tentáculos a esos populistas izquierdistas y sacar un poco de dinero de sus arcas desbordadas de dinero desarrollando un campaña de erradicación de la miseria de sus respectivos países e imitar al millonario Muhammad Yunus con esta forma de inversión capitalista asociada que redundará en amplios y concretos beneficios sociales para ambas partes. Imitar a este banquero resultaría en el derrumbe de la propaganda ultra-izquierdista de Hugo Chávez y el final del régimen de los Castro en el Caribe.

Miami, Florida, USA.

No hay comentarios:

Páginas