1 sept. 2012

EL PROGRESO



Desafortunadamente, la indiferencia de los poderosos hacia los débiles ha sido una constante desde que el mundo es mundo.


Siempre la maldad se ha impuesto. Las cadenas de televisión, las emisoras de radio, los periódicos y las revistas, destacan los acontecimientos malos, los cuales, desafortunadamente, son los que más producen. Todos los días leemos en los periódicos y escuchamos en la emisoras y en la televisión noticias trágicas: guerras, asesinatos, robos, abusos contra mujeres, niños y ancianos incapaces de defenderse. Por lo tanto, no es falso afirmar que se lucran con el dolor.

Esta es la triste realidad, mientras las tecnología avanza a pasos nunca antes vistos, la mayoría de los seres humanos se robotizan y sólo piensan en incrementar sus fortunas dejando de lado los valores éticos.

Es cierto que hemos avanzado a pasos gigantescos en adelantos tecnológicos, pero ese "progreso" nos ha deshumanizado llegando a extremos tales, que la comunicación de persona a persona, ha pasado a un segundo plano. Ahora nos comunicamos con nuestros amigos a través de teléfonos celulares o de e-mails.

Los jóvenes de hoy se encierran en sus habitaciones a "chatear" con sus "amigos cibernéticos" o a hablar por el celular. Las pláticas familiares son cosa del pasado.
El mundo sigue "progresando" a la par con la violencia y la indiferencia. Oír en las noticias que mataron en la ciudad a cinco personas, nos parece parte de la rutina diaria. Leer en el periódico que mataron en un país distante a cien o más personas, también.

¿Hacia dónde nos llevará el progreso?

José M. Burgos S.

No hay comentarios:

Páginas