21 sept. 2012

Obama reconoce la falta de una reforma migratoria como su mayor fracaso

El presidente dijo que la prioridad de su gobierno fue evitar otra Gran Depresión y pidió a los hispanos su voto para alcanzar la reforma
Jueves, 20 de septiembre de 2012 a las 17:33
Pinterest
0
Compartir
0
Email
La reforma migratoria es mi más grande falla: Obama
Lo más importante
  • Barack Obama reconoció la falta de una reforma de inmigración como su mayor falla
  • El presidente sostuvo un encuentro con un auditorio hispano en Miami, Florida
  • Obama agumentó que la prioridad de su gobierno fue evitar la crisis económica
  • Lamentó la falta de apoyo de los legisladores republicanos y pidió el voto de los hispanos

Temas relacionados
Lo que prometí fue que trabajaría cada día tanto como pudiera para asegurarme de que todos en este país (…) tendrían una oportunidad clara al sueño americano
Barack Obama, presidente de EU
Obama pidió el voto de los hispanos para alcanzar una reforma migratoria comprensiva (Reuters).Obama pidió el voto de los hispanos para alcanzar una reforma migratoria comprensiva (Reuters).
Los comentarios desafortunados de Romney
Las convenciones impulsan a Obama en las encuestas
(CNNMéxico) — El presidente Barack Obama se refirió a la falta de una “reforma inmigratoria comprensiva” como la falla más grande de su gobierno al dirigirse a un auditorio hispano reunido en Miami, Florida.
El mandatario hizo esta declaración tras ser cuestionado sobre su principal falla, en contraste con la muerte de Osama bin Laden como su mayor victoria, durante un acto organizado por la cadena hispana Univisión.
“Seguimos trabajando en eso”, aseguró Obama. “No hemos podido cambiar el tono en Washington, es decepcionante”.
Obama, quien busca su reelección en las elecciones generales del próximo 7 de noviembre, respondió desde las primeras preguntas de los anfitriones del encuentro.
“Quiero que reconozca que no mantuvo su promesa”, le dijo el periodista Jorge Ramos.
El mandatario respondió que durante su campaña en 2008, cuando prometió a los votantes hispanos conseguir una reforma inmigratoria que les permitiera buscar el sueño americano, no tenía presente que la crisis económica se convertiría en la prioridad de su gobierno.
“Eso fue antes de que la economía estuviera al borde del colapso (…) mi prioridad fue evitar otra Gran Depresión (…) pero incluso en el primer año, uno de mis primeros actos fue invitar a la Casa Blanca a cada miembro del Congreso que apoyara una reforma inmigratoria comprensiva y decir ‘tenemos que lograr esto’”, afirmó Obama.
“Lo que confieso que no esperaba (…) es que los republicanos que habían previamente apoyado la reforma (…) de repente se irían”, añadió.
Los asistentes al Gran Encuentro eran eminentemente demócratas, igual que para el miércoles fueron invitados simpatizantes republicanos para la visita del rival de Obama, Mitt Romney, según explicó Univisión.
Obama busca fortalecer su ventaja entre los votantes hispanos, quienes junto con las mujeres y los beneficiarios de programas sociales de su gobierno son claves para un segundo periodo presidencial.
Por su población, Florida es considerado un bastión hispano y, además, uno de los estados más importantes para la elección, con 29 votos electorales. En 2008, Obama ganó por casi el doble de votos a George W. Bush.
“Existe la creencia de que el presidente es todo poderoso (…) en nuestro sistema de gobierno soy la rama del ejecutivo, no la cabeza del legislativo o el judicial (…) lo que prometí fue que trabajaría cada día tanto como pudiera para asegurarme de que todos en este país (…) tendrían una oportunidad clara al sueño americano”, añadió el Obama sobre su promesa de campaña incumplida.
Interrogado si conseguiría la reforma con la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Obama señaló que entre los republicanos existen “voces como la del exgobernador de Florida, Jeb Bush” quien ha cuestionado la “visión extrema” de su partido en la política migratoria.
Luego exhortó a los votantes hispanos a “enviar un mensaje” con su voto de que se trata de un tema prioritario que se puede resolver, y comparó su propuesta con la de Romney.
“El asunto aquí para los votantes es la visión de quién representa mejor las aspiraciones no solo de la comunidad latino, sino de todos los estadounidenses que creen que somos una nación de leyes y una nación de inmigrantes. Y creo que ese candidato les está hablando a ustedes ahora”, dijo causando un estallido de aplausos entre al multitud.
El foro, copatrocinado por Facebook, fue transmitido en línea en internet tanto en español como en inglés.
En tanto, Mitt Romney sostuvo una reunión con donantes en otro punto de Florida. En la víspera, el candidato republicano aseguró en el foro de Univisión que priorizaría la reducción en el consumo de drogas y daría amnistía a jóvenes indocumentados en caso de ganar la presidencia.
Los acercamientos de Romney al público hispano ocurren en medio de una polémica que podría afectar su campaña. En un video grabado en secreto, el republicano se refiere a los beneficiarios de programas sociales como “víctimas” y “dependientes” del gobierno de Obama, y añade que le hubiera convenido ser mexicano.
Obama mantiene una ventaja de entre 28 y 68% sobre Romney entre los votantes hispanos, según una encuesta publicada el lunes por impreMedia y Latino Decisions.
Gallup estima la misma ventaja en 64 a 27%, según una medición realizada antes y después de la Convención Nacional Republicana.
Los líderes latinos han criticado al presidente por el incremento en las deportaciones de inmigrantes ilegales en años recientes. El año pasado, la Oficina de Inmigración y Protección de Aduanas deportó a unos 369,906 inmigrantes ilegales, el número más grande en la historia de la agencia.
Este jueves, Obama aseguró su gobierno ha tomado medidas para restringir las deportaciones a inmigrantes con antecedentes penales que significaran una amenaza a sus comunidades y a detenidos cerca de la frontera, que no hubieran hundido sus raíces en Estados Unidos.
“Estamos entre dos candidatos. El candidato que está aquí sentado está comprometido con una reforma de inmigración comprensiva… con el Dream Act y que ha tomado medidas para evitar deportaciones”, dijo.
Tras asegurar que su mayor aprendizaje en la presidencia ha sido que no se puede cambiar a Washington desde dentro, Obama aseguró que de ser reelecto buscará un mayor acercamiento con la gente para lograr que pongan presión al Congreso para la aprobación de las iniciativas.
Obama y Romney se enfrentarán en tres debates oficiales el 3, 16 y 22 de octubre. El primero será en Denver, Colorado; el segundo en Hempstead, Nueva York, y el último será realizado en Boca Raton, Florida.
Más de 12 millones de hispanos acudirán a las urnas el 7 de noviembre.

No hay comentarios:

Páginas