17 oct. 2012

Paz de cara a las elecciones


Una voluntaria del Partido Demócrata en Ohio muestra un cartel invitando a las personas a votar.
JEWEL SAMAD / AFP/GETTY IMAGES
·         Foto

Otto von Bismarck dijo: “El político piensa en la próxima elección; el estadista en la próxima generación”.
A la hora de escoger presidente de la Unión se debe votar por quien parezca más estadista, o sea, quien tenga más amplia visión de futuro.
Importa mucho afrontar la consulta electoral con ecuanimidad. No vale la pena perder amistades o buenas relaciones familiares por preferencias políticas.
La historia de la presidencia norteamericana enseña a mirar hacia adelante con esperanza. El ascenso a la más alta magistratura no es aventura de advenedizos en la arena política. Todos los expresidentes se curtieron o probaron en cargos electivos de menor rango.
Conforta tener presente que la presidencia norteamericana no se modela sobre el absolutismo regio. El primer mandatario ejerce el poder ejecutivo con las limitaciones que imponen los poderes judicial y legislativo.
Existe además una fuerte opinión pública y una prensa vigilante. La salida extemporánea de Richard Nixon y los apuros de Clinton por Monica Lewinsky enseñan que quien preside debe andar con pie de plomo, pues tiene que dar cuenta al pueblo en todo momento.
Que nadie pierda el sueño por las inminentes elecciones.
Eduardo M. Barrios, S.J.
Miami

No hay comentarios:

Páginas