12 dic. 2012




"...debo recordar, a aquellos que quieran escuchar, la increíble ironía de que la nación cuyas iniciativas abrigaron una buena porción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es, hoy en día, el lugar donde más se reprimen y violan estos derechos". -Pablo Pérez-Cisneros- 

Declaración de los Derechos Humanos

Por: Maria Teresa Villaverde Trujillo



                                                                                                                                                                                                                                                                  (Foto cortesia de las Naciones Unidas)

Eleanor Roosevelt, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, 

sosteniendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos en español.                                                             
La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó, aprobó y proclamó con la Resolución 217 A (III), del 10 de diciembre de 1948 en el Palacio de Chaillot en París los 30 artículos que comprenden la Declaración Universal de Derechos Humanos, la cual recoge derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural.  El comité de redacción estuvo integrado por ocho personalidades, de Australia, Chile, China, los Estados Unidos de América, Francia, el Líbano, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.  La Secretaría de las Naciones Unidas, bajo la orientación de John Humphrey, redactó el esquema general que sirvió de documento de trabajo básico del comité.

Hubo voluntades políticas que la hicieron posible, como la Sra. Eleanor Roosevelt, viuda de Franklin D. Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos, quien presidió el Comité de Redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y por la profunda sabiduría del jurista francés René Samuel Cassin, -veterano de la Primera Guerra Mundial y mas tarde Premio Nobel de la Paz 1968-, verdadero padre de la Declaración y por ende del moderno Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y a su vez dispuso que fuera distribuido, expuesto, leído y comentado en los establecimientos de enseñanza, sin distinción de la política gobernante en esos países.

En su ultimo artículo, el número 30 dice:
«Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración».

La Declaración Universal pudo así conciliar los derechos del ciudadano; es decir, los derechos civiles y políticos preconizados por las potencias occidentales y los derechos económicos, sociales y culturales, reclamados por el bloque socialista, que ya habían tenido acogida en la primera constitución soviética.


Sin embargo, los países predominantemente musulmanes como Sudán, Pakistán, Irán y Arabia Saudí criticaron frecuentemente la Declaración Universal de Derechos Humanos porque consideraban que no alcanzaba a tomar en consideración el contexto cultural y religioso de los países no-occidentales. Said Rajaie-Khorassani, del Irán post-revolucionario, ante la ONU en 1981, expuso la posición de su país y afirmó que esa Declaración era una "interpretación secular de la tradición judeocristiana", que por tanto no podía ser puesta en práctica por los musulmanes sin infringir la Ley islámica.


Según el Guinness World Records,
"La Declaracion Universal de Derechos Humanos"
ha sido el documento traducido a mas idiomas en el mundo.



Diciembre 10, 2012
ashiningworld@cox.net

No hay comentarios:

Páginas