16 mar. 2013

Hugo Chávez deja una inmensa fortuna a su familia

Por Elsa Pardo

diversas fuentes

Indudablemente, hay gobernantes que dejan huellas, cambian la historia o el rumbo de un país, pero también dejan fortunas inmensas a su familia. Según la declaración de Jerry Brewer, director de la compañía ONG Criminal Justice International Associates, de Virginia del Norte (E.U.) estima en 2.000 millones de dólares la herencia que dejó el fallecido presidente Chávez a su familia. Este organismo con sede en Miami, estimó que desde hace tres años la fortuna de Chávez Frías alcanza esa astronómica cifra, aunque hoy podría ser mayor.

No es ningún secreto que la mayoría de los mandatarios de los países latinoamericanos y otros países mientras están en el poder y después, se conviertan en millonarios usurpando las arcas del país que gobiernan.  Pero, no recuerdo que se haya publicado con lujo de detalles en que lo gastan y quienes lo heredan como ha sucedió con el ex presidente Hugo Chávez.
Las denuncias de la incalculable fortuna de la familia de Chávez empezó desde el 2008  cuando el ex diputado de la Asamblea Nacional Wílmer Azuaje aseguró que el clan Chávez, que es calificado por algunos en Venezuela como la "familia real", se había hecho durante los últimos años a bienes, vehículos, joyas y dinero avaluados en más de 500 millones de dólares. A esto se han sumado quejas sobre el ritmo de vida frenético que llevaban los Chávez mientras el líder bolivariano se empecinaba en construir su Socialismo del Siglo XXI. 

La madre de Chávez, Elena Frías, ha pasado de ser la típica ama de casa del Llano venezolano a portar cinco anillos de oro con diamantes, bolsos de reconocidas marcas y lentes Dolce Gabbana, y sus mismos hijos han divulgado fotografías con cantantes estadounidenses como Justin Bieber 
y que en el 2008 la cuenta bancaria de ella contaba con $ 16,3 millones, que ahora deben haber aumentado, según el diario mexicano La Razón.


“Ser rico es malo, es inhumano así lo digo”. La afirmación no sorprendería tanto si la hubiera dicho alguien diferente a Hugo Chávez Frías. Un día del 2005, mientras se reunía
 con pequeños y medianos empresarios del país, el mandatario soltó la frase: “A quienes su trabajo ya les haya producido grandes riquezas deberían donar todo eso (...) hacer obras benéficas”. Pero su discurso distó mucho de lo que vivía y aplicaba su familia, según investigaciones recogidas por diversos medios de comunicación del mundo.


Azuaje aseguro que la familia Chávez pasó de tener una humilde finca de tres hectáreas en Barinas a poseer 450.000 repartidas en 17 fincas, con costos que van de 400.000 a 700.000 dólares cada una. Entre ellas se destaca La Malagueña, con más de 50.000 hectáreas, a un costo de 380.000 dólares. La hacienda de la familia, La Chavera, pasó de tener 80 hectáreas hace cinco años a 320 hectáreas hoy. Las fincas tienen carreteras propias y para transportarse a la familia les gustan las Hummer, de las cuales tienen una flotilla de 10 camionetas, a un precio de 70.000 dólares cada una y 200 millones de dólares en cuentas en el exterior. De las 3 hectáreas que poseían hace 30 años han pasado a un dominio de 45,000 hectáreas también incluye residencias veraniegas, joyas con esmeraldas, rubíes y relojes de oro de 24 quilates, ropa de marcas como Coco Channel. Lo dice el diputado Wilmer Azuaje que los conoce como la palma de su mano. El patrimonio familiar alcanza un valor de 535 millones de dólares, de los cuales 265 millones de dólares están depositados en cuentas bancarias en el exterior, afirma Azuaje. ”La flota de carros incluye una Toyota Prado, una Luv D Max, un Grand Cherokee, un Trailblazer, un Ford Mustang y el Bentley que utiliza cuando va a Londres. Y eso que Chávez dijo que “ser rico es malo”. Qué tal que fuera bueno.

El feudo de 45.000 hectáreas de la familia Chávez en Barinas incluye una fortuna de 17 fincas, 10 vehículos tipo Hummer, residencias veraniegas, joyas con esmeraldas, rubíes y relojes de oro de 24 quilates, ropa de marcas como Coco Channel. Lo dice el diputado Wilmer Azuaje que los conoce como la palma de su mano. El patrimonio familiar alcanza un valor de 535 millones de dólares, de los cuales 265 millones de dólares están depositados en cuentas bancarias en el exterior, afirma Azuaje.

El diputado opositor Carlos Berrisbeitía tampoco escatima en cifras, reveló que Chávez habría gastado más de 350 millones de dólares en sus viajes al exterior durante 14 años, en los que siempre llevó una nutrida delegación, incluyendo a su familia. “Ningún otro jefe de Estado del continente americano ha derrochado tanto”, aseguró.

Le gustaba llevar relojes de marca del tipo Patek Phillip y trajes de firma a la medida”, relato a ABC el sastre Giovanni Scutaro, mientras predicaba por televisión su “socialismo siglo XXI” y abrazaba a los niños y ancianos para conquistar el corazón de los desposeídos.
Los padres, hermanos e incluso sus hijos llevan un ritmo de vida frenético y sobre ello se han hecho denuncias, como la del exdiputado Wílmer Azuaje, publicó en su sitio electrónico el diario colombiano El País.

Según el ex parlamentario que inició sus denuncias en el 2008, el clan Chávez acumuló en los últimos años bienes, vehículos, joyas y dinero avaluados en más de $ 500 millones.
En los 14 años que gobernó a Venezuela, Hugo Chávez no se privó de ningún placer mundano como son los innumerables viajes que hizo alrededor del planeta, hospedarse en los hoteles más caros, tener vehículos y llevar joyas costosas.

La familia de Chávez tenía preferencia por los lujos, ropa, artículos de marca y gustos que han contrastado con el discurso ‘antiimperialista’ de su líder, publicó el diario español ABC.
La influencia del apellido presidencial fue aprovechada por la numerosa familia que incluye a varios nietos y una larga lista de sobrinos y ahijados, según las denuncias.


ABC ejemplificó cómo sin tapujos las hijas Rosinés y María Gabriela colgaron sus fotografías en las redes sociales mostrando cómo disfrutan de la vida privilegiada. En sus viajes al exterior se codearon con la élite política y artística internacional. No se perdieron ningún estreno de artistas como Justin Bieber o Madonna.

Brewer dijo que Cuba ha recibido "aproximadamente unos 5.000 millones de dólares anualmente de Venezuela en petróleo, efectivo y servicios". Asimismo señala que "se cree que varios grupos criminales bolivarianos, entroncados en el gobierno de Hugo Chávez", habrían "esquilmado en torno a 100.000 millones del casi un billón de dólares de ingresos procedentes del petróleo de PDVSA, generados desde 1999".

El acrónimo PDVSA se refiere a la empresa Petróleos de Venezuela, que gestiona la explotación, producción y refino, así como su transporte y comercialización posterior, del petróleo de Venezuela. En ese negocio económico y político, en el que Venezuela ha sostenido financieramente al régimen de Cuba, la familia de Hugo Chávez no habría quedado al margen.

"La fortuna personal de los hermanos Castro, combinada, "se ha estimado que alcanza fácilmente los 2.000 millones de dólares". Asimismo, "la familia Chávez Frías "ha amasado una fortuna similar desde la llegada de Chávez a la presidencia, en 1999". Brewer recoge la condena de cuatro miembros de los servicios de inteligencia de Cuba en Florida en 1982 por tráfico de drogas.

En el mundo hay 199 países, según la ONU. De ellos, el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, alcanzó a visitar 180. Para ello contaba con una exclusiva flotilla de aviones, adquiridos en su mayoría por PDVSA. El mayor de ellos es un Airbus con capacidad para 90 pasajeros. Este se utilizaba cuando Chávez viajaba con sus inmensas comitivas que incluían funcionarios, familiares, personal de seguridad, médicos y cocineros. Es así como llegaron en una ocasión a París y alquilaron dos pisos del costoso hotel Rafael, donde la noche vale 3.500 euros.

Los otros aviones son un Gulfstream 6-550 que cuesta 50 millones de dólares y alberga 15 pasajeros; un Falcon 900 LX, a un costo de 40 millones de dólares con capacidad también para 15 pasajeros; un Challenger 605 que costó 18 millones de dólares para 10 personas, y un Learjet 60, ocho millones de dólares con capacidad para ocho pasajeros.

En materia de viáticos para viajes no había problemas. Se dice que en el 2011 dos agentes del Gobierno fueron al Banco Central y sustrajeron cinco millones de dólares para un viaje a Moscú, Kiev, Teherán, Damasco y Trípoli. Cuando se le acabó el dinero mandó traer cinco millones de dólares más. 

Los aviones constituían solamente uno de los lujos de que gozaba Chávez. El presupuesto anual para ropa y calzado era de 329.000 dólares, 151.000 dólares en productos de tocador, 408.000 para lavandería y 9,5 millones de dólares para el mantenimiento de sus propiedades. 

No se sabe cuánto tienen en efectivo en el exterior. Ya en el 2004 la DEA estimaba que familia de Chávez tenía una fortuna de 140 millones de dólares. Analistas como Jerry Brewer, de la compañía Criminal Justice International Associates, estiman la fortuna de la familia en 1.800 millones de dólares.

¿Y de dónde viene el dinero? toda la familia está muy bien colocada. Un primo del fallecido presidente, Asdrúbal Chávez, es vicepresidente de producción y comercio en PDVSA. Es decir, todos los contratos de la petrolera pasan por su escritorio. De hecho, desde el 2003 PDVSA no presenta contabilidad. 

Asdrúbal no es el único bien colocado. Argenis Chávez, hermano del fallecido, es presidente de la estatal eléctrica Corpoelec. Él fue quien compró La Malagueña. Aníbal, otro de sus hermanos, se ha enriquecido siendo alcalde de Sabaneta, el pueblo de donde salió el clan. 

La ‘familia real’, como se les dice en Venezuela, tiene una fortuna incalculable en bienes, vehículos, joyas, ropa y accesorios. La madre de Chávez, Elena Frías, pasó de ser una humilde maestra de escuela a una gran dama que usa anillos en los cinco dedos (ver foto) y lentes Dolce & Gabbana.

Las hijas de Chávez, Rosa Virginia, Rosinés y María Gabriela viajan por el mundo asistiendo a conciertos de Madonna y Justin Bieber, Disneyland Paris, la Patagonia argentina y New York. Hugo, el único hijo varón, maneja a veces el Bentley y otras veces el Hummer. Los relojes de la familia son Patek Philip y Cartier. Antonio, un sobrino, es aficionado a las armas. 

Se dice que las hijas de Chávez ya están en Argentina pasando lista a sus propiedades y que piensan instalarse allí. Argentina, el paraíso del lavado de activos, donde también encontró refugio la familia de Pablo Escobar. 

Otros hechos

Narciso Chávez Frías es profesor de inglés y fue acusado de tráfico de influencias en el Gobierno luego que se postulara infructuosamente para alcalde de Bolívar, cercano a Sabaneta.
Ocupó importantes cargos en embajadas de Venezuela en Canadá y Cuba, donde supervisó los acuerdos bilaterales entre Fidel Castro y su hermano, según la prensa venezolana.
Adelis Chávez, administrador de empresas, fue vicepresidente de la entidad financiera Sofitasa, que manejó recursos de la Gobernación de su padre.

Y eso que su marido trabajaba como maestro de escuela y debió entregar a sus dos hijos mayores, Adán y al fallecido Hugo, a su suegra, Rosa Inés, para que los criara, porque no tenía como alimentar tantas bocas. La matrona del clan se ha sometido en estos casi tres lustros de Revolución Bolivariana en Venezuela a varias cirugías estéticas.
Ella no es la única, pues se asegura que las hijas mayores del desaparecido líder bolivariano, Rosa Virginia y María Gabriela, también han pasado por el quirófano para moldear su figura.
Así mismo, hoy exhiben ropa de marca y días atrás se difundieron fotografías de ellas en sitios tan poco socialistas como Disneyland París o asistiendo a conciertos de música en el exterior.
Hugo, el único hijo varón del fallecido gobernante, tampoco se ajusta a los ideales de su progenitor, pues no solamente se le ve en Caracas con vehículos de lujos como Bentley o Hummer, sino que ha sido protagonista de varios incidentes en discotecas y centros de diversión nocturna.
También ha dejado registro fotográfico de que utiliza, para movilizarse él y sus amigos, los helicópteros que la Fuerza Armada destinados para uso exclusivo Jefe del Estado. Incluso se dice que el joven suele viajar junto con algunas amistades a la paradisiaca isla de La Orchila, donde hay una residencia presidencial. Dicen que allí realiza fiestas en las que el whisky ha corrido como el agua.
Ni siquiera la menor, Rosainés, bautizada en honor a la abuela o “mamá vieja” del Presidente, ha escapado a las veleidades capitalistas, como fotografiarse con un manojo de dólares y con el cantante canadiense Justin Biber y difundirlo por Twitter.
El propio Chávez también dio motivos para hablar, pues con el paso del tiempo se comenzó a ver que utilizaba trajes de marca hechos a la medida, lo mismo que las camisas y relojes costosos, plumas Montblanc y teléfonos sofisticados. Sin embargo, jamás nadie se ha atrevido a señalarlo de incurrir directamente en hechos de corrupción.
Sobre las denuncias contra la familia del difunto, las mismas jamás han sido procesadas por la Asamblea Nacional ni el Ministerio Público. En cambio, sí reposan documentos en los que se encausan a denunciantes como Azuaje.
En los 14 años que gobernó a Venezuela, Hugo Chávez no se privó de ningún placer mundano como son los innumerables viajes que hizo alrededor del planeta, hospedarse en los hoteles más caros, tener vehículos y llevar joyas costosas.

Así lo relata el sastre Giovanni Scutaro, quien en los primeros años de su gobierno le cambió sus trajes sencillos de “liquiliqui” (traje típico llanero de cuello Mao) y uniforme militar por conjuntos de última moda de cachemir, corbatas de seda y finas camisas de marca española. Los zapatos también de firma.





No hay comentarios:

Páginas