16 jun. 2013

Epidemia de suicidios

Publicado en el Nuevo Herald
6/6/2013


Por Elsa I. Pardo
Los suicidios entre militares estadounidenses han aumentado a un promedio de casi uno diario este año, siendo la tasa más alta en la década de guerra que ha vivido el país. Los 154 suicidios de soldados en servicio activo registrados en los primeros 155 días del año exceden en casi 50% la cifra de efectivos estadounidenses que han perdido la vida, peleando en Afganistán, de acuerdo con estadísticas del Pentágono.
Según el sociólogo E. Durkheim, los suicidios son fenómenos individuales que responden a causas sociales y no psicológicas. Sin embargo, reconocía que en algunos casos, había una predisposición psicológica causada por una fuerza social. Según él, el suicidio está relacionado con el grado de “integración” y “regulación” social de un individuo con la sociedad o grupo. Una persona necesita de la sociedad, no solo para ser parte de ella, sino para que controle sus deseos y pasiones. La sociedad es la única que puede cumplir el papel de moderador, pues es un poder moral superior al individuo y aceptado por él. El freno no es físico, es moral, o sea, social.
En el caso de los soldados, el estado depresivo y de tristeza, frustración, rechazo, rompimiento de roles sociales, de relaciones, de grupos y el aislamiento que es un aspecto decisivo, produce la “anomía,” falta de normas y aumentan los suicidios, el tipo de suicidio llamado  “suicidio anómico.”
No todos se suicidan, la anomía es el debilitamiento de la moral, es una patología, es decir, puede remediarse a través del reforzamiento de la moralidad.
Elsa I. Pardo
Miami

No hay comentarios:

Páginas