30 nov. 2013

Comienza el dragado del Puerto de Miami


ACHARDY@ELNUEVOHERALD.COM


El barco rojo y blanco Terrapin Island, de 315 pies de eslora, se balanceaba en las agitadas aguas frente a Miami Beach el martes al mismo tiempo que recogía arena y roca suelta del fondo del canal de entrada a la zona de carga del Puerto de Miami.
El trabajo de la embarcación, que empezó la semana pasada, marca el comienzo del dragado del Puerto de Miami, un proyecto que tiene un costo de $220 millones y que está destinado a profundizar la zona de carga del puerto de manera que buques portacontenedores gigantes puedan atracar allí.
El objetivo del proyecto es hacer que el puerto sea lo suficientemente atractivo para que las compañías navieras internacionales lo conviertan en su primer punto de escala de la costa este de Estados Unidos para barcos portacontenedores gigantes, que se espera empiecen a cruzar el Canal de Panamá una vez que su ampliación quede terminada para el 2015.
El dragado es el principal proyecto de una estrategia de tres pilares encaminada a la renovación del puerto a un costo de miles de millones de dólares. Los otros dos proyectos del programa incluyen la construcción a un costo de $1,000 millones de un túnel debajo de la Bahía de Biscayne así como un nuevo servicio de trenes para transportar contenedores directamente del puerto al resto del país.
“El Puerto de Miami será el puerto más cercano en Estados Unidos al Canal de Panamá capaz de dar cabida a los mega buques de carga que requieren una profundidad de 50 pies cuando operan a plena capacidad”, dijo el alcalde del Condado Miami-Dade Carlos Giménez. “Las nuevas oportunidades comerciales se traducirán en nuevos empleos porque el dragado profundo creará miles de empleos permanentes y bien remunerados en toda la región”.
En un comunicado, el director del puerto, Bill Johnson, agradeció al gobernador Rick Scott y a la legislatura de la Florida por hacer posible el proyecto de dragado. El estado ha contribuido $112 millones al proyecto, mientras que el puerto ha otorgado $108 millones.
“El Puerto de Miami estará listo para recibir a los grandes barcos cuando el ampliado Canal de Panamá abra en menos de dos años”, dijo Johnson en un comunicado. “La importancia del proyecto de dragado no puede ser exagerada”.
El martes, cuando un reportero y un fotógrafo de El Nuevo Herald fueron llevados a ver la operación de Terrapin Island, este estaba avocado a succionar el cieno y la arena suelta en medio de un mar picado y a la vista de los rascacielos de Miami y Miami Beach.
Olas de entre cuatro y cinco pies se estrellaban contra el barco de dragado, pero no interrumpían su trabajo.
El objetivo del proyecto es profundizar la entrada del puerto a 52 pies y la zona de carga a 50 pies. La profundidad natural original del canal era de unos 10 pies, pero a lo largo del siglo 20 los trabajadores portuarios lo hicieron más profundo periódicamente para recibir barcos de mayor calado. Inicialmente, le dieron al canal de entrada una profundidad de 18 pies, luego 25, después 35 y finalmente en la década de 1980 42 pies.
Los trabajadores en el Terrapin Island comenzaron su parte del dragado la semana pasada limpiando el fondo del canal de entrada de cieno y arena suelta. La embarcación está operando desde las boyas marinas a la entrada de canal hasta los espigones exteriores que llevan a los muelles portuarios.
El mes próximo un barco más grande, el Texas, se unirá a la obra, utilizando una máquina cortadora para desalojar piedra caliza y piedra arenisca como parte del proceso de dragado del canal de entrada y del puerto principal de carga. En algún momento del próximo año, se espera que los trabajadores del dragado comiencen un régimen de explosiones submarinas controladas en los sitios donde el Terrapin Island y el Texas no fueron capaces de remover suficiente material.
Las explosiones submarinas controladas son una técnica en la que las detonaciones se realizan para desalojar rocas que los barcos de dragado no pudieron eliminar. Estas explosiones no implican cargas de profundidad que pudieran generar grandes géiseres surgiendo de la bahía. En cambio, las explosiones submarinas controladas crean relativamente pequeñas ondulaciones u ondas en la superficie.
El Terrapin Island y el Texas pertenecen al contratista seleccionado para el proyecto, Great Lakes Dredge and Dock Company LLC de Oak Brook, Illinois.
El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos está a cargo del proyecto que se prevé tardará 18 meses en terminarse. Se espera que esté listo antes que el Canal de Panamá ampliado esté listo en el 2015. Originalmente , las autoridades de Panamá querían que el canal ensanchado estuviera listo para el 2014, a tiempo para conmemorar el centenario de la construcción de la instalación, pero el proyecto se demoró.

No hay comentarios:

Páginas