30 nov. 2013


ACHARDY@ELNUEVOHERALD.COM

El presidente panameño Ricardo Martinelli dijo en Miami el viernes por la noche que la crisis que se originó cuando su gobierno detuvo a un barco norcoreano está a punto de resolverse, porque se ha ordenado la liberación de los tripulantes y porque la embarcación será liberada en cuanto se pague una multa de $1 millón al Canal de Panamá.
“Ya se entregaron los 35 coreanos que estaban en el barco”, dijo Martinelli a los periodistas locales al llegar a una cena que 18 organizaciones del exilio cubano le ofrecieron en el Big Five Club, cerca de la esquina de la Calle Ocho y la 92 avenida del suroeste. “El barco tiene una multa. Una vez que se pague la multa se devolverá”.
Sin embargo, Martinelli señaló que su gobierno se quedará en posesión de las armas cubanas y el azúcar cubana que se encontraron abordo del barco.
“El azúcar queda bajo custodia panameña y también el equipo bélico que se encontró, que estaba en el barco que no estaba declarado”.
Las declaraciones de Martinelli sobre el barco norcoreano Chong Chon Gang fueron las más importantes de una serie de comentarios que el líder panameño hizo a los periodistas en Miami cuando llegaba a la cena en el salón de banquetes. También habló sobre la decisión de Panamá de otorgar asilo político en agosto a un grupo de refugiados cubanos que estaban detenidos en las Bahamas y exhortó a todos los puertos de la costa este de Estados Unidos a profundizar sus zonas de carga, como lo está haciendo el Puerto de Miami, para que así puedan recibir barcos portacontenedores gigantes que empezarán a cruzar el Canal de Panamá cuando este quede ampliado en el 2015.
Martinelli fue el invitado de honor en la cena del Big Five Club organizada por 18 organizaciones del exilio cubano en Miami para agradecer al presidente panameño su decisión de dar asilo al grupo de cubanos en las Bahamas que de otra manera hubieran sido devueltos a Cuba.
Jaime García, vocero del grupo organizador de la cena, dijo que entre las organizaciones estaba la Junta Patriótica, el Movimiento Democracia y la Brigada de Asalto 2506.
El caso de los cubanos en las Bahamas atrajo la atención de los medios debido a las protestas de los grupos de exiliados cubanos que se oponían al tratamiento que recibían los refugiados y que denunciaban los intentos del gobierno bahamense de deportar a varios de los refugiados.
“Yo me sentí muy mal cuando yo escuche del caso”, dijo Martinelli, hablando sobre los refugiados cubanos en las Bahamas. “Hice lo único que podía hacer, darles asilo político”.
Luego, hablando sobre la ampliación del Canal de Panamá para recibir a los portacontenedores gigantes a partir del 2015, Martinelli dijo que todos los puertos en la costa este de Estados Unidos deben seguir el ejemplo de Miami y aumentar el calado de las zonas de carga a 50 pies para poder recibir estos súper cargueros. De no ser así, dijo Martinelli, los puertos que no profundicen sus atracaderos de carga bien podrían resultar irrelevantes en el futuro próximo.
La semana pasada el Puerto de Miami comenzó a dragar su zona de carga a más de 50 pies, proyecto que estará listo antes de que se termine la ampliación del Canal de Panamá.
“El Puerto de Miami se esta expandiendo para recibir a los barcos”, dijo Martinelli. “Todos los puertos que no aumenten el dragado a 50 pies van a desaparecer”.
Las autoridades del Puerto de Miami buscan convertir la terminal marítima de carga como el primer puerto de escala en la costa este para los súper portacontenedores cuando quede listo el nuevo Canal de Panamá.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/11/30/1626282/presidente-de-panama-dice-en-miami.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Páginas