26 nov. 2013

GUILLERMO DESCALZI: Obama, tratado y reforma




 
Barack Obama 
PABLO MARTINEZ MONSIVAIS / AP

Israel condena el tratado nuclear ad-ínterin con Irán. Es un tratado equivocado, malo, perjudicial. ¿Será? Es muy posible que sus críticos tengan razón, pero razonable como pueda ser su oposición a este tratado, la oposición interna a Obama en Estados Unidos ha sido y es tan irrazonable que va a oscurecer cualquier mérito que tengan sus críticas. En esto hay algo cultural, y racial también.
Es por cultura, por ejemplo, que la línea del padre es la que cuenta en los matrimonios. ¿A qué linaje pertenece Obama? No al irlandés, del cual tiene 50 por ciento a través de su madre, Ann Dunham. La costumbre otorga 100% del ancestro a la línea del hombre, especialmente en la cultura anglosajona, donde el apellido materno desaparece. Aquí hay un machismo lingüístico-cultural que le otorga todo el ancestro al papá, Obama sénior, y nada a la mamá, que también es de una mescolanza en la cual, sin embargo, también se dio todo el linaje al hombre, el abuelo ‘irlandés’, Dunham.
Luego está lo racial. ¿Recuerda alguien, al ver a Obama, que es mitad blanco? No. ¿Y eso de irlandés? El apellido Dunham nos haría creer que la mamá fue 100% irlandesa. Si no lo creen, tienen razón, pero así es.
¿Consecuencias de la ‘plena negrez’ de Obama? Muchas, porque al igual que la ley de la costumbre lingüística y patrilineal le da todo al hombre, hay una realidad existencial que lleva a que veamos en una persona menos del 1% de todo lo que la persona es. Vemos su superficie nada más. Bajo ella puede haber de todo. Allí, abajo, está lo que uno no quiere, y lo que otros quieren atribuirle también, o tratar de atribuirle. La superficie de nuestras vidas es texto y pretexto del que se cuelga lo que aguante. Obama es negro, y allí enganchan cosas plausibles como que también es musulmán, comunista, antiamericano, resentido y ateo. ¿Puede serlo si es negro, no?
Démonos cuenta de lo que cuelgan de nuestro presidente por su ‘negrez’, ‘negrura’ o ‘negritud’, porque por más que queramos decir que no somos racistas, ser negro domina nuestra percepción de él. ¿Dudan que a Obama se le hubiese tratado diferente si fuese O’bama? No. A este presidente se le trata como se le trata porque es negro. El arma con que lo atacan, la crítica del Obamacare, si hubiese sido O’bamacare otro gallo cantaría en el Congreso.
A la crítica al Obamacare se ha de sumar, a partir de ahora, la crítica al tratado interino con Irán. Será un arma contra Obama en el frente externo, internacional. Si creen que le va a preocupar a alguien que sea poco patriótico atacar al presidente en terreno extranjero, vean las cosas como son. De hoy en adelante Obama estará bajo fuego cruzado.
Lo malo, lo inmensamente equívoco de la oposición a Obama, es que su ensañamiento doméstico le quita validez a cualquier argumento real. Unan “Iran-care” con “Obama-care” La irracionalidad de los ataques al Obamacare va a deslegitimizar cualquier ataque al Iran-care, lo que está muy mal ya que quizás esa crítica tenga legitimidad. ¿Por qué no? Las acusaciones y la estridencia de los Cruces y Limbaughs es tan inverosímil que le quita sitio y mérito a la verdadera crítica.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/11/25/1623572/guillermo-descalzi-obama-tratado.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Páginas