8 dic. 2013

Miami, ostentación, vanidad y superficialidad



Publicado en www.cubanuestra.eu
Por Elsa I. Pardo

Felicito al escritor y periodista Andrés Hernández Alende por participar en la Feria del Libro de Miami con su tercera novela, “El Ocaso”, una novela del género negro, donde narra la realidad de una ciudad de contrastes como Miami, de corrupción, un paraíso y la vanidad y superficialidad de su gente. Me llamó la atención
cuando se refirió a “En Miami mucha gente tiene, pero mucha más gente aparenta”.
Aprovecho para dar mi opinión acerca de este interesante tema. Es cierto, siempre ha sido igual en esta ciudad donde la mayoría somos latinoamericanos y traemos la herencia cultural de las “clases”. Aunque aquí en Estados Unidos se acabaron las clases para los latinoamericanos, cabe mencionar que gracias al trabajo duro, talento, oportunidades y suerte, hay una lista de millonarios cubanos, colombianos y de otras nacionalidades. Pero, hay una gran mayoría que mantiene la costumbre de la ostentación, de aparentar y de la apariencia, del lujo y “glamour”, en un ambiente ficticio. Al vivir en una sociedad de consumo y del crédito, ostentan tener hogares lujosos, mansiones, automóviles del año, joyas, prendas de vestir y vacaciones a lugares exóticos que solo se pueden adquirir con el buen crédito, aunque esa mayoría no tenga suficiente dinero “cash” en el bolsillo, ni en el banco, en caso de emergencias o gastos imprevistos. Y muchos pierden sus propiedades o se ven forzados a venderlas al perder sus empleos o no poder pagar las hipotecas o los impuestos, endeudarse y gastar más de lo que les permiten sus salarios y presupuestos. Y otros, “se meten en camisa de once varas” con tal de tener.

No hay comentarios:

Páginas